Guía completa sobre licencias de beats

La guía definitiva sobre las licencias de beats.

La venta de beats online ha cambiado mucho en los últimos años, hoy en día, la mayoría de productores venden sus beats como licencias. Algo que empezó siendo una novedad en webs como Soundclick o Myspace, se ha convertido en algo masivo, siendo Beatstars, Airbit, Soundee y Soundclick las plataformas más comunes para hacerlo.

Nunca fue tan fácil producir música y tener una tienda de beats como hoy en día, pero no es un negocio fácil. En esta guía voy a explicarte las diferencias entre beats exclusivos y licencias, es muy útil tanto para productores que quieren vender sus beats como para artistas que están interesados en adquirir beats de calidad y quieren saber cómo invertir mejor su dinero.

Una vez termines de leer esta guía, sabrás todo lo que hay que saber alrededor del negocio de las licencias de beats online.

Tabla de contenido:

Parte 1 “ ¿ Qué son las licencias de beats ? ”

– Diferencias entre licencias exclusivas y no exclusivas.

– Licencias no exclusivas y sus limitaciones.

– Tipos de licencias no exclusivas.

– Licencias exclusivas.

Parte 2 “ Regalías y tipos de derechos ”

– ¿ Quién recibe las regalías mecánicas ?.

– Regalías de compositores.

– Regalías de rendimiento..

– Regalías editoriales.

Parte 3 “ Derechos de autor, conoce que parte te toca a ti ”

– Copyright de grabación de sonido ( SR-Copyright )

– Derechos de autor de las artes escénicas ( PA – Copyright )

– Trabajo derivado.

– Beats con muestras de terceros.

Parte 4 “ El error de robar un beat al productor ”

Parte 1 “ Decripción de las licencias de beats ”

Un productor hace un beat y lo sube a su tienda online, cualquier artista puede comprar ese ritmo y descargarlo directamente. El productor por la compra del beat cede al artista una licencia de uso con la que el artista tiene una serie de derechos de usuario para crear y distribuir la canción. Ese acuerdo de licencia es la prueba legal de que el productor ha dado un permiso de uso al artista.

Es muy común que los artistas pidan beats gratuitos a los productores, pero incluso cuando el productor les envía algún beat, si no hay un acuerdo legal ( licencia ), ese beat no puede usarse en ningún sitio, ya que no hay un permiso legal de uso. En este error podemos meter también a artistas que intentan quedarse con el beat o una parte del beat de algún productor, grabando o capturando el audio de sistema. Esa captura de audio nunca podrá usarla, ya que los instrumentales están protegidos con content id y sin acuerdo legal, ese beat es inútil.

Diferencias entre licencias no exclusivas y exclusivas.

Las licencias no exclusivas son más baratas que las exclusivas.

Las licencias no exclusivas te dejan vender un número limitado de copias físicas y streams, las exclusivas no.

Las licencias no exclusivas suelen tener una duración de 1 a 10 años, las exclusivas nunca expiran.

En las licencias no exclusivas tienes un 50 % de los derechos de publicación, en las exclusivas es negociable, en mi caso en las licencias exclusivas ofrezco al artista un 80 % de los derechos de publicación.

Las licencias no exclusivas pueden ser usadas por varios artistas, las exclusivas también pero se retiran de la venta al ser vendidas a un artista.

Las licencias no exclusivas son ideales para artistas amateur o artistas que no han firmado por un sello, las exclusivas para artistas firmados o con grandes números en redes sociales y plataformas.

Licencia no exclusiva.

Hoy, sin duda es la forma más común de comprar un beat, con precios que oscilan entre 30 $ – 250 $. Te permite que invirtiendo poco dinero puedas subir tu canción a plataformas como Spotify, Youtube…etc. Tiene la ventaja de que no tienes que preguntar nada, solo ir a la web del productor y comprar el beat directamente, una vez hecho el pago recibirás el beat sin la marca de agua y su licencia de uso, con la fecha de compra. Teniendo especial cuidado de respetar los usos que el productor ofrece con cada licencia.

Las licencias no exclusivas suelen tener limitaciones y fechas de caducidad, por ejemplo puedes comprar una licencia muy básica que solo ofrece el beat en un archivo mp3. Puede que solo puedas usarla para un video con 2000 visualizaciones por ejemplo, o para una canción con 5000 streams. Además las licencias más baratas no suelen dejar que monetizes tus canciones en Youtube, un error que suelen cometer los artistas, es comprar la licencia más barata, hacer un video y monetizar la canción, luego vienen los problemas cuando ven que el productor ha recaudado todo el dinero generado por ese artista en Youtube, por algo existe el content id. En ocasiones estos artistas se verán obligados a retirar la canción por

Un beat se puede vender muchas veces en forma de licencia no exclusiva, son los artistas los que tienen que decidir si eso es un problema para ellos. Sinceramente, si eres un artista que no tiene muchos seguidores y no ha firmado con ningún sello, le vas a sacar más provecho a licencias no exclusivas, ya que al invertir poco dinero, podrás sacar más música y tu base de seguidores irá aumentando hasta estar preparado para dar el siguiente paso. En el lado contrario están los artistas firmados por un sello o con muchos seguidores y números más potentes, a ellos si les recomiendo que adquieran una licencia exclusiva.

Diferentes tipos de licencias no exclusivas.

Los tipos de licencia dependen de cada productor, en mi caso yo ofrezco licencias Mp3, Basic, Premium y Unlimited… siendo la más cara la que más derechos te ofrece, aunque mi licencia más vendida es la Premium, ya que ofrece la máxima calidad de audio, el trackout del beat por pistas y monetizar.

Recomiendo a los artistas intentar siempre comprar la licencia Unlimited, si está dentro de su presupuesto, es la mejor forma de ahorrar estrés en el futuro. Ya que si compras una licencia con un limite de 2.000 streams por ejemplo y superas el límite, estás obligado legalmente por contrato a hacer un upgrade de licencia, pero imagina que el beat ya se vendió de forma exclusiva… No podrías hacer el upgrade ya que el beat no estaría disponible ya.

Licencias exclusivas.

Cuando adquieres una licencia exclusiva, no hay ninguna restricción de derechos de uso, además puedes usar el beat en diferentes proyectos, explotando el beat al máximo. Cuando compras un beat exclusivo, eres la última persona en hacerse con ese beat… puede que el beat ya se haya vendido en forma de licencia antes, pero las personas que ya adquirieron el beat previamente, pueden seguir usándolo sin problema, hasta que supere el límite de la licencia o caduque, ya que tienen su licencia legal de uso. En el contrato exclusivo hay una sección que informa sobre ello.

Estas son las diferencias más comunes entre licencias exclusivas y no exclusivas, aunque hay más aspectos a tener en cuenta, como las regalías, publicaciones y derechos de autor, en ello vamos a profundizar más, ya que es una parte muy importante.

En los últimos años los contratos de ventas exclusivas han cambiado, adaptándose mejor al estándar de la industria. Las dos formas de vender derechos exclusivos son venta de derechos exclusivos y venta de propiedad exclusiva.

Al vender derechos exclusivos el productor sigue siendo el autor original de la música, todavía puede recopilar derechos de publicación y publicación de escritores.

Al vender la propiedad exclusiva, el productor vende el ritmo, incluidos todos los intereses, autoría, derechos de autor…etc. Estas ofertas también se conocen como trabajo por contrato, básicamente el artista conserva la propiedad real sobre el ritmo, y a partir de ese momento será considerado el autor legal del ritmo. Nunca contemplaría esta última opción porque no me parece ético este tipo de contratos, que cada artista sea respetado por su obra y su nombre esté en cada publicación debería de ser algo obligatorio.

Parte 2 “ Regalías y tipos de derechos ”.

No es fácil entender todo lo que hay detrás de la industria de la música, demasiados contratos y acuerdos legales muy diferentes. pero voy a explicarte lo mejor que pueda este aspecto y para ello empezaremos por entender dos formas de regalías:

1. Regalías mecánicas, se generan cuando la música se distribuye física o digitalmente. Ventas impresas, digitales ( Itunes ) o transmisiones, por ej Spotify.

2. Regalías de rendimiento, actuaciones en vivo, radio…etc.

Normalmente el artista se queda con el 100 % de las regalías mecánicas, ya sea exclusiva o no exclusiva la licencia que ha adquirido. Hoy en día existen servicios como Cdbaby o Distrokid, que pagan esas regalías directamente al artista, si es un artista independiente. Cuando el artista está en un sello, esas regalías se pagan al sello y el sello le paga un porcentaje al artista.

Algunas veces, en las licencias exclusivas, el productor puede solicitar entre el 1 y el 10 % en las regalías mecánicas, esto se conoce como puntos o regalías del productor. Hace años era más fácil vender instrumentales a precios bastante altos, pero hoy hay mucha competencia entre productores y dependiendo del artista, hay productores que prefieren vender el beat incluso por debajo de los 1000 $ pero solicitando puntos en las regalías mecánicas. Es una forma de protegerse ya que si la canción es un hit, saben que siempre tienen un dinero extra, que al fin y al cabo para el artista es un 1-10 % solo si obtiene bastantes beneficios.

En este escenario el precio que un artista paga por los derechos exclusivos se considera un anticipo contra regalías mecánicas, que podría ser exigible en el futuro. Se calcula sobre el beneficio neto de la canción, lo que significa que todos los costos para crear la canción, incluido el precio exclusivo, se puede deducir primero antes que el productor obtenga su parte.

Por ejemplo:

1. El artista paga 1.000 $ por el beat exclusivo.

2. 200 $ por el tiempo de estudio.

3. 200 $ por la mezcla y mastering.

Total = 1.400 $

4. Pasa un año y la canción genera 5.000 $ en regalías mecánicas.

5. El beneficio neto son 5.000 $ – 1.400 $ = 3.600 $

6. La parte del productor es un 3% de 3.600 $ = 108 $.

Para un artista independiente, 5.000 $ es mucho dinero para generar en regalías, pero aún así, son solo 108 $ que gana el productor.

Regalías de compositores.

En la ley de derechos de autor, un productor también se considera compositor. Las regalías de compositor se aplican a todas las personas que hayan intervenido de forma creativa en la canción, productores, compositores y a veces incluso ingenieros.

En general, las licencias de beat no exclusivas se venden con un 50 % de publicación y participación de escritores. Esto no es negociable, ya que la parte musical es la mitad de la canción y la otra mitad son las letras, esa mitad se la tienen que repartir entre los diferentes artistas que hayan escrito las letras.

Ejemplo en una licencia no exclusiva.

1. Productor 50 %.

2. Escritor 1 25 %.

3. Escritor 2 25 %.

Ejemplo en una licencia exclusiva.

1. Productor 30 %.

2. Escritor 1 35 %.

3. Escritor 2 35 %.

Regalías de rendimiento.

Las regalías de rendimiento son recaudadas y pagadas por las organizaciones de derechos de ejecución ( PRO ) como ASCAP o BMI en USA o Sgae en España. Cada país tiene su propia organización, verifica cuál es la tuya. Estas regalías se dividen en dos partes, regalías del compositor o Share del escritor, y regalías editoriales.

Los PRO recaudan estas regalías y las dividen en 2 grupos.

Por cada 1 $ ganado en regalías de rendimiento.

0,50 va a regalías de compositor ( este dinero lo paga el Pro directamente a los artistas ) y el otro 0,50 va a regalías de publicación ( el PRO lo paga directamente a la compañía editorial o al administrador de publicación ).

Regalías editoriales.

A diferencia de los derechos de autor de Songwriter, la publicación se puede asignar a entidades externas llamadas compañías editoriales. Es probable que la mayoría de los artistas y productores independientes no tengan un acuerdo editorial, lo que significa que tendrán que recaudar las regalías de publicación ellos mismos.

Sorprendentemente, aquí queda mucho dinero sobre la mesa. Si eres un artista o productor independiente que solo está registrado con un PRO y no con un Administrador de publicación, la mitad de lo que has ganado aún está esperando que lo recojas.

En términos de licencias en línea, ya sea exclusiva o no, el porcentaje de derechos de publicación es generalmente equivalente de la participación de los escritores. El 50 % de la participación de los escritores equivale al 50 % de la publicación.

Songtrust te puede ayudar a recaudar estas regalías si eres un artista independiente.

Parte 3 “ Derechos de autor, conoce que parte te toca a ti ”

Es complicado de entender y de explicar, te recomiendo que si eres un artista serio, consultes todas las dudas que tengas respecto a los derechos de autor con un abogado. Vamos a hablar de derechos respecto a las licencias para intentar entender quién posse que.

Copyright de grabación de sonido ( SR-Copyright )

Cuando creas una nueva canción, junto al productor, esto se conoce como Master o grabación de sonido. La diferencia entre una licencia exclusiva o no exclusiva juega un papel importante aquí. En una licencia exclusiva, los derechos maestros se transferirán al cliente (artista) y se convertirá en su propiedad exclusiva, sin ningún reclamo del Productor. La única excepción aquí es el derecho del productor a reclamar conjuntamente los derechos de autor de la composición musical subyacente. El productor siempre será el creador original de la música, y esto es lo que llamamos PA-Copyright.

Como artista, comprando beats de un productor:

1. Si tienes la licencia exclusiva de un beat, eres dueño de los derechos de grabación, de sonido y master.

2. Si tienes una licencia no exclusiva, no posees los derechos de grabación de sonido o master, solo se te ha otorgado el derecho a usar el ritmo y explotar comercialmente la canción dependiendo de los términos y condiciones de la licencia no exclusiva, sin embargo, son dueños de los derechos de autor de PA de las letras.

3. La creación conjunta de la canción se llamará trabajo Derivado.

Derechos de autor de las artes escénicas ( PA – Copyright )

Imagina que vas a la web de un productor y encuentras un beat que te gusta, adquieres la licencia y haces una canción que distribuyes a través de CDBaby o cualquier otra plataforma… La canción tiene dos elementos de derechos de autor, música ( productor ) y letra ( artista ).

Independientemente de si ha comprado una licencia exclusiva o no exclusiva. El productor siempre será el propietario de los derechos de autor de la música y el artista siempre será el propietario de los derechos de autor de la letra (a menos que esté escrita por otra persona que no sea el artista).

Esto es lo que llamamos derechos de autor de las artes escénicas (PA-Copyright).

En el instante en que escribe algo en papel, da un golpe en su DAW o guarda una canción de demostración en su disco duro, ¡ tiene derechos de autor ! no es necesario registrar nada para tener tu derecho de autor de la obra, aunque hay algunos beneficios y siempre es mejor tener todo registrado, no pierdes tu derecho por no hacerlo.

Trabajo derivado.

Un remix, una versión en español de una canción en inglés, parodias… Son nuevas versiones creadas con un material con derechos de autor preexistentes. Hablando de licencias, un acuerdo no exclusivo autoriza al artista a crear una canción ( nueva versión ) con el material con derechos de autor de un productor ( el beat ).

La única persona que puede autorizar un trabajo derivado es el propietario de la composición subyacente. En este caso, el productor.

Beats que contienen muestras de terceros.

Yo no suelo usar samples de terceros y cuando lo hago, he cambiado tanto el sonido original que el sample estoy seguro que es irreconocible. Lo hago así porque:

1. Si hacemos un beat con un sample protegido, necesitamos el consentimiento del autor original del sample, eso es así.

2. Si vendemos un beat con un sample protegido a varios artistas como licencia y cada artista hace una canción, lloverían los problemas con reclamaciones, prefiero ahorrarme estos problemas.

Un error común es cuando los productores que están vendiendo beats con muestras de terceros piensen que pueden pasarle la responsabilidad “ limpiar esas muestras ” al artista que otorga la licencia.

Parte 4 “ El error de robar un beat al productor ”

No pasa una ni dos veces, es algo habitual que siendo productor, si tienes una tienda online, veas que alguien que se hace llamar artista, use un beat tuyo sin comprarte la licencia de uso, para crear una canción. Cuando esto pasa, podemos contactar con el artista e informarle del uso indebido del beat. También podemos darle la opción de comprar una licencia de uso o que eliminen la canción de cualquier plataforma.

Yo, no creo que debamos de perder el tiempo avisando a alguien, que ha usado tu beat sabiendo que no podía, porque incluso se ha molestado en cortar la marca de agua que protege el beat. Mi única opción es hacer un derribo de DMCA.

Hacer un derribo de DMCA es cuando el contenido se elimina de un sitio web a solicitud del propietario del contenido o el propietario de los derechos de autor del contenido. Es un estándar de internet muy usado por propietarios de sitios web y proveedores de servicios en internet. En nuestro caso tenemos derecho a procesar un aviso de eliminación a cualquier artista que use un beat nuestro y lo publique en internet, sin tener una licencia de uso de ese instrumental.

Si vemos que la canción no está ganando muchas visitas y tiene un sonido pobre, dos factores que se suelen dar en este tipo de artistas, lo mejor es dejarlo pasar, ahorrarás tiempo y dinero. Pero si la canción vemos que tiene bastantes reproducciones, hacer un derribo de DMCA es la mejor opción.

Más información aqui: https://www.dmca.com

Outro.

Hemos repasado diferentes aspectos de las licencias de beats, regalías, derechos de autor, errores que se suelen cometer siendo artista, no está todo lo que hay pero si una gran parte. Espero haberte ayudado a tener un poco más claro algunos detalles, no tan bonitos de la industria musical.

Malakkor. Music producer since 1997.

Compartir